27 de nov. de 2013

Los favoritos en la red, almacenamiento y etiquetado social.

En Internet hay tal cantidad de información que muchas veces lo complicado es localizarla, por ello es muy importante conocer el mecanismo para almacenar y clasificar adecuadamente esa información que tanto nos ha costado encontrar para poder recuperarla cuando la necesitemos.
Actualmente no es recomendable almacenar todos los datos que encontremos, además de por motivos de espacio, porque la información se actualiza constantemente, basta con guardar la dirección Web (URL) de las páginas que nos interesen para volver a ellas cuando las necesitemos.

Los favoritos, guardando las páginas en el navegador.

Como primera solución se optó por incorporar a los navegadores de Internet la posibilidad de guardar estas direcciones, los denominados favoritos o marcadores (bookmarks en inglés), y poder organizarlos con un sistema jerárquico de carpetas y recuperar posteriormente la información.

Los navegadores más utilizados disponen de una barra de favoritos, suele estar debajo de la barra de navegación, donde se añaden los enlaces a las páginas que más visitamos.

El mecanismo para agregar favoritos consiste en pulsar un icono en forma de estrella situado en la barra de favoritos para el navegador Explorer y en la ventana en la que se introduce la dirección URL para el caso de Chrome y Firefox.

Los favoritos podemos organizarlos en carpetas para una mejor localización de los mismos y además realizar búsquedas en las direcciones almacenadas.

El mayor inconveniente de este sistema de almacenamiento es que sólo podemos acceder a la información desde un ordenador o dispositivo móvil concreto y con el navegador que utilizamos para guardarla, además de la dificultad de búsqueda de enlaces ya que no todos los navegadores ofrecen el sistema de clasificación de la información con etiquetas.

Los favoritos en la red, herramientas de almacenamiento online.

Los navegadores han ido incorporando sistemas como la importación y
exportación de los favoritos y su clasificación por etiquetas y la clasificación por etiquetas, pero esto resulta laborioso y podemos perder información en los "traslados".

La mejor opción es utilizar Internet para almacenar nuestros favoritos con sus etiquetas y de este modo poder acceder a ellos desde cualquier lugar. Con esta funcionalidad surgieron las primeras herramientas de etiquetado en la red, a través de ellas podemos acceder desde cualquier dispositivo y desde cualquier lugar a nuestros favoritos.

Con la incorporación de la filosofía de la Web 2.0 al mundo de los favoritos estas herramientas adquirieron una nueva dimensión. Además de guardar y etiquetar direcciones interesantes, podemos compartirlas con los usuarios que deseemos para que puedan aprovechar nuestro trabajo.

Esta posibilidad, junto con la de crear feeds RSS con el contenido de las direcciones que etiquetemos y compartamos, amplia las funcionalidades de estas herramientas dando lugar al "etiquetado o marcado social" de los contenidos web.

La herramienta más extendida y pionera en este campo es Delicious, que nos permite guardar, etiquetar y compartir nuestros favoritos. Además de acceder vía web al servicio, es posible instalar un plugin (complemento) en nuestro navegador, en la barra de marcadores, que nos permite recopilar y etiquetar direcciones web con un sólo click.

Otra  conocida herramienta de este tipo es Diigoque ofrece funcionalidades adicionales como la incorporación de notas tipo post-itque se guardan con la dirección web, o el subrayado de la página.

¿Conocéis algún otro servicio o herramienta además de los mencionados donde almacenar vuestros favoritos? ... agradezco vuestros comentarios y aportaciones.

Si os ha parecido interesante y útil esta información no dudéis en compartirla, recordad que el conocimiento que no se comparte pierde por completo su valor.

1 comentario: